lunes, 16 de agosto de 2010

Primera cita

¿Una cita? ¿Tan pronto?
Bueno es con el chico que quiero, además no hay problema, pero ¿si hago algo vergonzoso frente a el? Eso quedaría grabado en mi hasta el día de mi muerte, soy tan idiota que le puedo decir algo hiriente sin darme cuenta, ¡Diablos! Me quiero morir. Tendré que decirle que no podrá ser en estos momentos, que es muy pronto, le diré como me siento al respecto.


Tranquila, el lo entenderá, no te puede forzar a nada, somos novios no esposos, aunque la idea de ser esposos no esta nada mal… te desvías del tema vamos Lindsay enfócate, le dirás que ¡no! ¡No! ¡No! ¡No!.


-Entonces ¿Qué dices?-dijo el con hermosa voz. Sonreí como boba.


-Si – dije yo. ¡Diablos tenías que decir que no!


-¿¡En serio!? Fabuloso, en serio eres genial, pensé que eras de esas chicas que temían a la primera cita o algo así, en serio estaba demasiado nervioso, no sabía si aceptarías, te lo juro eres la mejor-dijo el abrazándome de una forma cariñosa.


-¿Temerle a la primera cita? claro que no-dije en un susurro


Cuando Salí de la enfermería me fui con Vanessa y las demás chicas, llegue acelerada por lo que acababa de pasar hace un rato.


Vanessa me sonrió


-Lindsay ¿Qué ocurrió en la enfermería?-dijo ella con una mirada morbosa


Las demás chicas me sonrieron al igual que ella.


-No me digas que Lindsay hizo lo que creo…


-Es lo mas seguro…


-No lo dudo…
-OH vamos chicas saben que no haría cosas tan quisquillosas como esas-dije


Aunque bueno tal vez el beso fue algo salvaje pero no fue para que crean todas esas cosas fue solo un beso ¿No?


-El solo me pidió una cita-dije evadiendo la parte del beso


-Que bien-dijo Vanessa mientras las chicas brincaban gritando y aplaudiendo


-No tanto-dije todas me penetraron con las miradas


-¿Por qué dices eso?


-Bueno por que es mi primera, PRIMERA cita-dije haciendo énfasis


Todas se empezaron a reír, al parecer yo era la atracción del día


-Linds cariño, esta bien, no te preocupes, no importa que sea tu primera cita solo se tu misma.-dijo Vanessa


No fui conciente de lo que siguieron hablando, mis ojos se perdieron sin encontrar un lugar fijo mientras seguía pensando en la cita, es decir, ¿Qué debo hacer? ¿Cómo va a fluir?


Suspire sonoramente, que mortificación, y todo por la palabra “cita”.


Me volvía a concentrar en el mismo lugar, Andrew paso por allí, se veía triste. Me miro y aparto la mirada al ver que yo lo miraba y siguió su camino. Tenía que hablar con el, aunque no sabía como pero esta era mi oportunidad.


-Chicas ya vuelvo-dije corriendo por donde había ido Andrew


Lo encontré en el aparcamiento abriendo su auto. Me acerque a el Me acerque a el silenciosamente, y le toque levemente el hombro.
El volteo rápidamente, y su mirada se entristeció aun mas.


-Andrew lamento…


-¿Qué me hayas roto el corazón eso lamentas? Yo también lo lamento Lindsay, lamento que me haya entregado a ti y eligieras a ese patán, tu sabes muy bien que el anda con todas, y yo que te amo con todo mi ser, ¿no pudiste darme la oportunidad a mi?-dijo el, se me rompió el corazón al ver que los ojos estaban llenos de lagrimas


-Vamos Andrew, sabes que yo no quise hacerte eso, yo te quiero pero no de la forma en la que crees que seria posible, entre tu y yo solo existe amistad-dije lo mas tranquila que pude.


-Tu debes de saber que no me voy a rendir, que de una forma u otra tu y yo estaremos juntos-dijo el subiendo se al carro y marchándose

No hay comentarios:

Publicar un comentario